2021 – Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil – La Oficina Internacional JPBP hizo un compromiso de acción para 2021

En julio de 2019, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) adoptó por unanimidad una resolución declarando el año 2021 como el Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil, y ha solicitado a la Organización Internacional del trabajo (OIT) asumir conducir su implementación. La resolución resalta los compromisos de los Estados Miembros para “adoptar medidas inmediatas y eficaces con el objetivo de erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.  Esta es la formulación exacta del Objetivo 8 de Desarrollo Sostenible 2030, Meta 7, que da lugar a la Alianza 8.7, una iniciativa global inclusiva que tiene el compromiso de hacer realidad el ODS 8.7 con las metas de (i) acelerar la acción, (ii) realizar investigaciones y compartir conocimientos, (iii) impulsar la innovación y (iv) aprovechar recursos. Quedan 4 años hasta 2025, así que la pregunta es ¿cómo lo estamos haciendo? La OIT informa que ‘el trabajo infantil ha disminuido en 38 por ciento en la década pasada… la pandemia del COVID-19 ha empeorado considerablemente la situación, pero una acción conjunta y decidida puede revertir esta tendencia’.  ¿Veremos cero de trabajo infantil en 2025?  Para el Día Mundial contra el Trabajo Infantil (12 de junio) la OIT y UNICEF publicarán las nuevas estimaciones y tendencias globales sobre el trabajo infantil (2016-2020), con auspicios de la Alianza 8.7.  Me pregunto cómo serán los números en comparación con los cálculos de 2016.

Pues bien, para comenzar, solamente 22 de 192 países han firmado y comprometido a ser los  pioneros en el propósito de poner fin al trabajo infantil – Albania, Camerún, Chile, Costa Rica, Costa de Marfil, Etiopía, Fiji, Ghana, Guatemala, Honduras, Madagascar, Malawi, Mauritania, México, Marruecos, Nepal, Nigeria, Perú, Sri Lanka, Túnez, Uganda, Vietnam; Buen Pastor tiene presencia en 10 de estos países – 6 se encuentran en Latinoamérica y el Caribe, 3 en Asia Pacífico y 1 en África. Solamente 6 (Chile, México, Perú, Madagascar, Nepal, Sri Lanka y Vietnam) de los 10 países donde estamos presentes han publicado materiales con los siguientes encabezamientos – Desafíos, Hitos, Prioridades, Progreso y Actualizaciones.


AÑO INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DEL TRABAJO INFANTIL

Lea más en español  français  italiano  português  Русский 

Las estimaciones de la OIT > muestran que en 2016:

  • 152 millones de niños y niñas de entre 5 y 17 años de edad se encontraban en trabajo infantil, casi la mitad de ellos, 73 millones, en trabajo infantil peligroso.
  • El trabajo infantil más prevalente se hallaba entre los niños de 15 a 17 años. Sin embargo, hasta un cuarto de todo el trabajo infantil (19 millones) era realizado por menores de 12 años.
  • Casi la mitad, (48 por ciento) de las víctimas del trabajo infantil tenían entre 5 y 11 años; 28 por ciento, entre 12 y 14 años; y 24 por ciento estaba entre los 15 y 17 años de edad.
  • El trabajo infantil se concentraba principalmente en la agricultura (71 por ciento) – esto incluye pesca, silvicultura, ganadería, pastoreo y acuicultura – 17 por ciento en servicios; y 12 por ciento en el sector industrial, incluida la minería.     

En las estadísticas del cuadro de arriba, no se hace mención de la trata humana ni de la prostitución, aunque se hace referencia a ellas directa o indirectamente en tres países. En Chile “70.6 por ciento de los niños en trabajo infantil con edades que oscilan entre 5 y 17 años están involucrados en trabajos peligrosos. Los niños y niñas participan también en otras peores formas de trabajo infantil, incluida la explotación sexual comercial, algunas veces como resultado de la trata humana. Niños y adolescentes indígenas de Ecuador son particularmente vulnerables a la trata humana para la explotación laboral en Chile. Por lo común, estos niños son forzados a robar, así como a producir, vender y transportar drogas cerca de la frontera con Perú y Bolivia”.

Para Madagascar, leemos que ‘las peores formas de trabajo infantil incluyen la explotación comercial y la trata. En 2007, 4.5 por ciento de niños y niñas malgaches fueron víctimas de trata, a menudo para trabajo doméstico. En Madagascar, tanto la trata transnacional como la interna son bastante corrientes. Aunque hay escasez de datos, la evidencia indica que las víctimas son objeto de trata para explotación sexual, trabajo forzado, trabajo doméstico y mendicidad obligada”.

Para Nepal, “Se calcula que más de 31.000 personas se hallaban en trabajo forzado en 2017, de las cuales 17 por ciento eran niños. Las prácticas de trabajo forzado y de trata de humanos han sido documentadas tanto en el país (por ejemplo, en el sector de entretenimiento para adultos) como fuera de las fronteras”.

La Convención No. 182 de la OIT sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil logró su ratificación universal en agosto de 2020 cuando los últimos de los 187 Estados miembros de la OIT depositaron formalmente sus instrumentos de ratificación. La Convención fue adoptada en 1999 y le ha tomado 21 años lograr su ratificación universal. Eso es un logro, ¿pero la Convención ha sido incorporada a la legislación y está siendo implementada?

Leer la Convención 182 de la OIT a la luz de nuestro Documento de Posición sobre la Niña derrama más luz sobre la vulnerabilidad de las niñas a ‘la peor forma de trabajo infantil’. Nuestro documento hace referencia al abuso sexual y al uso de ellas como objetos en prostitución y trabajo infantil. El Artículo 2 de la Convención define el término ‘las peores formas de trabajo infantil’ como:

  • (a) todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y el tráfico de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados;
  • (b) la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, producción de pornografía o actuaciones pornográficas;
  • (c) la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de drogas, tal como se definen en los tratados internacionales pertinentes; y
  • (d) trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños.

Los informes de los países pioneros en la Alianza 8.7 contienen secciones con solo tres referencias a la explotación sexual comercial de niñas y niños. ¿Por qué es esto? ¿Las estimaciones globales actualizadas que serán publicadas el 12 de junio resaltarán el nuevo fenómeno delictivo de la ‘explotación sexual infantil en línea’ (ESIL)? La Misión Internacional de Justicia publicó en 2020 el estudio La Explotación sexual de los niños en Filipinas: Análisis y recomendaciones para los gobiernos, la industria y la sociedad civil en el cual hicieron notar que la ESIL es un delito complejo y clandestino particularmente problemático, que la comunidad global tendrá que considerar y abordar. La falta de datos globales sobre la ESIL, las inconsistencias al acopiar, compartir y analizar los datos, a través de países y agencias es ardua. Esta dificultad se complica más con la complejidad de los delitos facilitados por el internet, lo que volvió casi imposible escudriñar, estudiar y comprender con precisión este delito. El número estimado/tasa de prevalencia de direcciones IP usadas para explotación sexual infantil (ESI) se ha más que triplicado con los años, desde 23.333 en 2014 hasta 81.723 en 2017. Esto corresponde a un crecimiento en la tasa de prevalencia desde alrededor de 43 cada 10.000 direcciones IP que eran usadas para la ESI en 2014 hasta 149 de cada 10.000 direcciones IP que se usaban para la ESI en 2017. Por limitaciones en los datos, no está claro si este aumento fue el reflejo de un aumento real en la ocurrencia del delito, un aumento en las denuncias del delito, o ambos.

Otro estudio dirigido por los profesores asociados Michael Salter y Tim Wong, y financiado por el Comisionado australiano para la seguridad cibernética (2021) destaca el modo en que el COVID-19 ha puesto a los niños en riesgo de explotación y abuso sexual en línea – y cómo, en todo el mundo, los encargados de proteger a los niños de tal violencia enfrentan dificultades sin precedentes.

La fundación Internet Watch Foundation publicó en mayo de 2018 ‘Trends in Online Child Sexual Exploitation: Examining the Distribution of Captures of Live-streamed Child Sexual Abuse  en que  se evaluó que 2.082 imágenes y videos cumplían con los criterios de la investigación. Yo elegí estos hallazgos claves:

• El 96 por ciento describía a niños solos, es decir, por su cuenta, típicamente en un ambiente hogareño como su propio dormitorio.
• El 98 por ciento de las imágenes describía a niños considerados como de 13 años o menores.
• El 96 por ciento de las imágenes mostraba niñas.

Estas estadísticas muestran lo fácil que es contactar a los niños y niñas dentro de sus propios hogares en esta era de la tecnología, la edad de los niños y niñas y en modo desproporcionado en que se toma, en particular a las niñas, como blanco de explotación. ¿Será mencionado este aspecto de la explotación infantil? Nuestros documentos de posición tanto sobre la Trata de humanos, sobre la Prostitución, y sobre la Niña, reflejan y enfocan estas cuestiones de un modo muy claro para nosotros. Hay una semana de acción –del 10 al 17 de junio de 2021- con una variedad de eventos. Durante la 109ª Conferencia Internacional del Trabajo, un panel de alto nivel el 10 de junio dará inicio al Día Mundial contra el Trabajo Infantil. La primera parte del evento se enfocará en un conversatorio OIT-UNICEF sobre las nuevas estimaciones y tendencias globales sobre el trabajo infantil 2016 – 2021. Por favor ponga sus preguntas o comentarios en la sección de comentarios.


¡Actuar YA!  – Acabar con el trabajo infantil
DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL  12 de junio DE 2021

From the blog

New posts in your inbox

About Me

Hi, I’m Lillie. Previously a magazine editor, I became a full-time mother and freelance writer in 2017. When I’m not spending time with my wonderful kids and husband, I love writing about my fascination with food, adventure, and living a healthy and organized life! Read more

Let’s hang out